The 20/20 Experience, el nuevo disco de Justin Timberlake, canción a canción.

Justin Timberlake está de vuelta en el complicado panorama musical actual y parece que el artista se ha convertido en una especie de «leyenda» no sólo para los fans sino entre la crítica en general y que ya le alabaron con aquel «Justified» ,su primer disco como solista y que obtuvo acaloradas ventas y un gran recibimiento por parte de los especialistas.

Con un arranque, en solitario, como el que tuvo hace ahora más de una década, Timberlake parecía «callar bocas» a todos aquellos que le consideraban un «muñeco» en manos de la industria y más cuando su orígen musical se ubicaba en la «boyband» N´Sync, con la que por otro lado tuvo muchísimo éxito.

Con un merecido respeto (parecía que cuando le llamaban el «nuevo Michael Jackson» no molestaba tanto como el que ahora lo digan del «otro» Justin…Bieber), y con un disco tan perfecto como fue aquel  incomprendido «FutureSex/LoveSounds», han tenido que pasar seis años hasta que Timberlake volviera a estar «preparado» tal y como él mismo explicón antes de anunciar el lanzamiento de este «The 20/20 Experience» y que ahora ya podemos «diseccionar» corte a corte.

The 20/20 Experience,  Justin Timberlake, canción a canción:

«Pusher Love Girl»

El primer tema con el que se abre este «The 20/20 Experience» es una intro llena de violines y musicalidad que nos adentra en un tema que bien podría haber colocado ya en su primer disco. Un estilo «fresco» que resulta perfecto para iniciar un álbum.

«Suit & Tie»

El que ha sido primer corte lanzado como single, es quizás la declaración de intenciones de Timberlake para con el estilo del disco. Se ha colocado el traje y la pajarita y de eso va a ahora su música; atrás quedan los gorros de lana, las «chupas» de cuero y las zapatillas deportivas. El cantante explica como vestido de esmokin puede enseñarnos «algunas cosas» sobre el amor y además cuenta con la «ayuda» de Jay-Z. Uno de los temas imprescindibles para entender todo el concepto del álbum.

«Don’t Hold the Wall»:

Una entrada vocal, que deja paso a los coros (siempre reconocibles) de Timbaland, y que presenta una canción que bien podría interpretar Michael Jackson, si el rey del pop estuviera vivo y hubiera seguido sacando discos. Personalmente una de mis favoritas, con un ritmo entrecortado y que podría perfilarse como un posible single.

«Strawberry Bubblegum»

Otra canción que podría ser single es este  «chicle de fresa» en el que Timberlake regresa a su «pose elegante» y sensual para repetir lo mucho que le gusta su chica, «no cambies nada tu eres original».

«Tunnel Vision»

Con una base en la que Timbaland repite su fórmula de voces y baterías, Timberlake canta como si navegara por la canción. Una base perfecta para un tono de voz más grave a los falsetos a los que nos tiene acostumbrados. Relamente nos meten en un tunel de amor en el que el cantante explica como solo tiene ojos para su amor, para la chica que le hace ajustar su «lente» y acercar su «zoom». Una letra sugerente para el que es quizás de los mejores cortes del disco.

«Spaceship Coupe»:

Otro de los «tracks» largos del disco (más de 7 minutos ) en el que Timberlake vuelve a hacer una oda al amor. Es además una de las canciones más completas a la hora de combinar estilos, a medio camino entre el hip-hop, el neo-soul de gran parte de los artistas negros actuales y sobretodo con una base que recuerda, y mucho, a la música que hacían grupos como The Stylistics.

«That Girl»:

Un tema a medio tiempo, que por lo visto es de los favoritos de los fans. Es una gran canción en la que Timberlake explica el flechazo como una chica. De nuevo acercándose a un estilo jazzístico y soul que domina a la perfección.

«Let the Groove Get In»

Con un arranque algo más «tribal», y con una clara influencia del Michael Jackson de la época «Off the wall» , este tema es uno de los más «fuertes» y «potentes» en lo que a ritmo se refiere. El estilo de voz de Justin recuerda mucho al de canciones como «Señorita».

«Mirrors»

Con este tema, estamos quizás ante una canción que no es sólo la mejor de todo el disco, sino que es además la que podría ser «segunda parte» de aquel «Cry me a river» aunque con una letra mucho más suave y emotiva. Dedicada a su mujer Jessica Biel, y con un final perfecto.

«Blue Ocean Floor»

Otro tema medio tiempo en el que Timberlake se adentar a través de un mar de sonidos que parece no tener mucho sentido aunque nos lleve al cierre del disco.

«Dress On»:

Este tema aparece sólo en la versión «Deluxe» y parece o ser una de las primeras canciones que grabó o de hecho un descarte. Con esto no digo que sea malo ni mucho menos, pero sí que suena como un «quiero y no puedo» de lo que podría haber sido una canción mucho más profunda. Cuenta además con la producción de Rob Knox , productor que ha trabajado para The Underdogs y produciendo temas de Rihanna o Ciara.

«Body Count»:

El segundo de los temas de la edición «Deluxe» podría ser la segunda temporada de «Like i love you» el que fue primer sencillo del primer disco del cantante. Algo desfasada en el tiempo aunque todavía con un «punch» que te hace saltar y ponerte a bailar. De nuevo la influencia de Michael es evidente.

 

Compartir en Google Plus

Acerca de Blanca Espada

Adicta a todo tipo de música mientras mi cuerpo se mueva a su ritmo. Me gusta escribir y por ello mezclo mis dos pasiones en Usónica. Estudié audiovisuales y por ello las bandas sonoras son mi debilidad.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios