Análisis de “Beauty behind the Madness”, el nuevo disco de The Weeknd

Análisis de "Beauty behind the Madness", el nuevo disco de The Weeknd 1

El mundo del R&B parecía estancando en los últimos años o no estaba en la misma sintonía de público y crítica que quizás en su mejor época: los 90. Artistas como Alicia Keys habían desaparecido, otros como Usher o Ne-Yo parecían más centrados en decantarse (y desviarse) hacia el pop más mainstream y sin apenas interés;  y la gran “salvación” que parecía Beyonce ya no tenía la misma fuerza convincente. ¿Qué artistas R&B hemos podido seguir y admirar en los últimos 5-10 años? Pues pocos la verdad y aunque en hemos agradecido la presencia fresca de Janelle Monae o el atrevimiento de Miguel, parece que por fin el género se recupera y lo hace con The Weekend que es como se conoce popularmente al joven canadiense, Abel Tesfaye.

Análisis de “Beauty behind the Madness”, el nuevo disco de The Weeknd

Tesfaye irrumpió hace apenas cinco años con varias mixtapes y con una tema en concreto, una versión de “Dirty Diana” de Michael Jackson que le colocó en el punto de mira de los aficionados y de la crítica y que nos llevó a pensar si quizás él sería, y no Bruno Mars, el heredero del rey del pop.

Pero no nos engañemos, The Weeknd no es Michael Jackson aunque su tesitura vocal sea prácticamente clavada. Jackson demostró talento desde los cinco años, mientras que Tesfaye acaba de darse a conocer en la más difícil industria de la música y por otro lado, él no se decanta por sonidos pop con melodías limpias, aunque maestras, y estribillos pegadizos. En el caso de The Weeknd estamos ante un fan de Jackson, pero uno que sabe cómo tomar lo mejor de este y lograr su propio sonido. Esto es lo que ha hecho con “Beauty behind the Madness” y que cuenta con la que es quizás una de las canciones que más ha sonado este verano “Can´t feel my face”.

Este es el segundo álbum de The Weeknd tras “Kiss Land” lanzado en 2013 y varias maquetas recopiladas en “Trilogy” publicado en 2012 y lo cierto es que parece que en poco tiempo, el cantante ha sabido como sacarle el mejor de los partidos a todo su talento. Con sólo 25 años ha logrado un disco certero y acertado pero esto no quiere decir que sea lo mejor de lo que puede hacer, eso seguro.

“Can´t feel my face” es la mejor canción del disco y es una pena que ya se haya lanzado como single provocando que otros sencillos futuros no vayan a estar a la altura. De todos modos, no hemos de escuchar el disco pensando tan solo en ese “hit” sino abrir nuestra mente y deleitarnos con las melodías envolventes de “Tell your friends” o el ritmo adictivo de “In the Night”.

El disco es quizás de lo mejor que hemos escuchado este 2015 y no sólo gracias al trabajo de The Weeknd. Kanye West vuelve a brillar como productor en la mencionada “Tell your friends” y Ed Sheeran aporta grandeza en “Dark Times”.

Y entre medias de esos dos polos, se encuentra una serie de explosiones pesadas, y temas llenos de latidos y gemidos que envuelven tus oídos con melodías que cambian de forma cosntantemente o percusiones nerviosas, que hacen de The Weeknd un artista más que convincente con un talento que es innegable y al que ojalá le siga sacando partido.

Escucha  “Beauty behind the Madness”

Compartir en Google Plus

Acerca de Blanca Espada

Adicta a todo tipo de música mientras mi cuerpo se mueva a su ritmo. Me gusta escribir y por ello mezclo mis dos pasiones en Usónica. Estudié audiovisuales y por ello las bandas sonoras son mi debilidad.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios